6 Mejores Programas de Máquina Virtual

programas de máquina virtualUna máquina virtual es un tipo de software que te permite instalar distintos sistemas operativos desde su plataforma, pero sin necesidad de formatear el equipo ni perder el sistema inicial que tiene tu ordenador.

En pocas palabras, la aplicación funciona parecido a un emulador y desde allí es posible correr ciertas apps desarrolladas para los computadores de la competencia. Por eso queremos evaluar los distintos programas de máquina virtual que hay en el mercado.

Índice()

    Los 6 Mejores Softwares de Máquina Virtual

    Algunos se han desarrollado específicamente para Mac, mientras que otros funcionan en Windows, Linux o en todos a la vez. La ventaja es que puedes usar los softwares exclusivos de un OS en otro y que se ejecutan directamente desde el escritorio del equipo, por lo que no hace falta hacer un formateo.

    En MilProgramas.net queremos que elijas el mejor programa para máquinas virtuales disponibles, por lo que te contamos un poco sobre lo que ofrece dada alternativa.

    ▷Lee: Cómo Instalar Y Usar VirtualBox. Guía Actualizada

    1. Parallels Desktop

    Entre los programas para crear máquinas virtuales en Mac tenemos a Parallels Desktop, una solución que se centra en la virtualización de Windows, lo que finalmente te permitirá utilizar sus aplicaciones en el escritorio de MacOS.

    La ventaja es que, absorbiendo toda la potencialidad del equipo, se le asignan los recursos en memoria y procesamiento para el uso de la plataforma, lo que se traduce en un proceso mucho más eficiente y fluido para la mayoría de los usuarios.

    Por otra parte, Parallels Desktop tiene una curva de uso bastante baja en comparación a otras máquinas virtuales, ya que trabaja muy parecido a un emulador y carece de configuraciones avanzadas, destinada primordialmente a un público casero.

    De hecho, es posible expandir la pantalla del programa a modo completo, así pareciera que estás completamente dentro de un sistema operativo nativo, pero no podrás usar correctamente otras funciones de Mac al mismo tiempo.

    Descárgalo en su Website   |

    2. VirtualBox

    VirtualBox es de los grandes favoritos de los usuarios, que destaca frente a la competencia por ser intuitiva y directa, pero también por aportar muchas configuraciones personalizables para los distintos requerimientos.

    Con ella no solo podemos correr programas de otros sistemas operativos en Windows, Linux o Mac (es multiplataforma), sino que además seremos capaces de instalar completamente dichos sistemas, compartiendo periféricos y las características de hardware.

    Incluso, VirtualBox te permitirá cambiar entre un sistema u otro desde su pantalla principal, así que ni siquiera tendrás que apagar el equipo para iniciar sesión en el que desees utilizar al momento, pues esa es la idea de usar una máquina virtual.

    Otra función genial es que podemos exportar todas nuestras configuraciones para utilizarlas en otros ordenadores, las cuales se guardan a través de un archivo de texto (.txt), siendo una de las mejores aplicaciones de máquinas virtuales para Windows 10 y otros OS.

    Descárgalo en su Website   |

    3. Windows Sandbox

    Y si no quieres instalar nada y tienes Windows 10 instalado en tu equipo, puedes probar con Windows Sandbox. Esta no es más que una característica adicional que viene incluida en las ediciones Pro y Enterprise, pero no es la versión Home.

    Su función está centrada en tener un pequeño espacio de virtualización, que nos permita probar distintos softwares y realizar acciones que pudieran afectar el ordenador, pero que dentro de la máquina no causará mayor daño.

    En pocas palabras, Windows Sandbox es como un laboratorio de prueba y si el programa que estamos instalando en la máquina virtual contiene algún troyano o daña el sistema de virtualización, simplemente bastará con desinstalarlo y no afectará el OS original.

    Claro, por ser una herramienta sencilla carece de funciones mucho más avanzadas, pero considerando que no tendrás que instalar ninguna aplicación externa en tu equipo, puede servirnos en muchos casos.

    Conoce más en su Website   |

    4. VMware Workstation

    VMware se compone de dos versiones: player y pro.

    La primera es más para un uso personal y solo puedes tener un sistema operativo invitado en la virtualización, mientras que la segunda te permite instalar más opciones y acceder a todas las funciones avanzadas.

    En esencia, esta es una máquina virtual muy completa y compleja, por lo que exige que realices ajustes específicos para poder sacarle el máximo provecho. Sin embargo, la experiencia puede llegar a ser similar a la del sistema nativo.

    Y es que, VMware Workstation está destinada a computadores Linux y Windows, pero funciona mejor cuando el equipo en el que se está instalando está repleto de buenos recursos en hardware y software.

    Si lo comparamos con otras aplicaciones de máquinas virtuales para PC, notamos cambios considerables en la fluidez, la calidad de la virtualización y la facilidad para correr aplicaciones nativas. Sin embargo, para obtener la aplicación Premium deberás pagar un plan de suscripción.

    Descárgalo en su Website   |

    5. Quemu

    Muchos suelen instalar Quemu en Linux por ser el más utilizado en todas sus distribuciones, aunque es multiplataforma y se puede descargar para Windows y Mac. Su gran sistema de procesamiento es lo que más nos gusta y puede correr muy bien en equipos sin tantos recursos.

    Para ello se utiliza el código de sistema invitado dentro de la caja de virtualización, lo que permite incrementar la fluidez y brinda una experiencia mucho más completa, así que es ideal para ejecutar programas pesados.

    Del mismo modo, Quemu es un poco precavida cuando se trata de utilizar los dispositivos externos como los que conectamos a través de los puertos USB, pues en esos casos te solicitará permisos de administrador, apostando principalmente por la seguridad del sistema inicial.

    Una vez hecho esto, podemos hacer uso de cualquier complemento como un teclado o un joystick, si queremos instalar juegos lanzados para Windows en MacOS, por ejemplo, aunque hay muchas opciones adicionales.

    Descárgalo en su Website   |

    6. Boot Camp

    Si bien Boot Camp no es precisamente una máquina virtual, si suele utilizarse como tal por permitirte instalar otro sistema operativo en tu ordenador Mac. La diferencia es que esta vez no se trata de un sistema de virtualización, y a diferencia de Parallels Desktop, los recursos no se dividen.

    Lo que hace la app es crear una partición en el disco duro y desbloquea la posibilidad de instalación de otros sistemas alternativos, pero sin necesidad de eliminar MacOS como el principal.

    Debido a esto, Boot Camp nos solicitará elegir el OS que queremos ejecutar cada vez que encendamos o reiniciemos el ordenador, y sea cualquiera tu elección, funcionará de manera completa con todos los recursos.

    Esto no hace posible de podamos correr aplicaciones de Windows y softwares de Mac al mismo tiempo en el escritorio, pues tendrás que cambiar la partición e iniciar sesión en el otro.

    Sin embargo, forma parte de los programas de máquina virtual y viene incluido en el sistema, así que no tendrás que instalarlo.

    Conoce más en su Website   |

    Conclusiones

    Corre softwares de Windows en Mac, haz pruebas seguras, utiliza recursos avanzados y más con los Programas de Máquina Virtual. Hay muchos usos que puedes darles a este tipo de herramientas, como tener dos sistemas operativos en tu ordenador y utilizarlos al mismo tiempo.

    También son ideales si no queremos correr riesgo instalando aplicaciones desconocidas en el sistema nativo, pues en caso de salir algo mal, con desinstalar la máquina virtual habremos solucionado el problema.

    ▷Deberías leer: Cómo Descargar Ubuntu En VirtualBox. Tutorial

    Eso sí, una máquina virtual es una plataforma que requiere y absorbe muchos recursos, por lo que solamente podrás sacarle todo el provecho posible si tu equipo cuenta con un buen procesador, memoria RAM suficiente y muchas otras características necesarias.

    Igualmente tendrás que evaluar el sistema para el que fue creada la virtualización, además de la dificultad que resulta su configuración, dependiendo de tus conocimientos, habilidades y la capacidad de ajustarlas.  

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir