3 Formas de Ejecutar Programas de Windows en Mac

Publicidad De Google

Windows es un sistema operativo tan importante, que muchos desarrolladores de aplicaciones dejan por fuera otros ordenadores como los Mac, haciendo que los usuarios de estos queden sin poder usar sus plataformas.

Sin embargo, no significa que todo esté perdido, pues hay algunos métodos para ejecutar programas de Windows en MAC, lo que te permitirá usar todos estos softwares, aprovechando los recursos que proporcionan los computadores de Apple.

▷También te puede interesar: 7 Mejores Programas Para Limpiar Mac

Índice()

    Cómo abrir aplicaciones de Windows en una PC MAC

    programas de windows en mac

    Si bien es cierto que la forma de correr softwares para Windows en una MAC puede variar, te presentamos las opciones que tienes a la mano y te explicamos sus ventajas y desventajas, para que seas tú quién elija la que mejor te convenga.

    Ten en cuenta que, dependiendo de la modalidad seleccionada, podrás usar todos los recursos del sistema, o bien dividirlos entre dos sistemas operativos. Además, también hay un método más sencillo, pero con la desventaja de que no funciona con todos los programas.

    De cualquier modo, te lo explicamos mejor a continuación.

    1. Máquina Virtual: Ejecutar programas de Windows sin desinstalar macOS

    Se conoce como máquina virtual a un tipo de programa que permite instalar varios sistemas operativos, pero dentro del mismo software. Es como una especie de emulador, que es capaz de hacer que el sistema operativo que estás instalando, piense que realmente lo estás haciendo en un ordenador con las condiciones mínimas exigidas.

    Por ello, las máquinas virtuales para MAC tienen la gran ventaja de que puedes ejecutar softwares especializados en Windows, directamente desde una ventana en el escritorio de tu PC. Es decir que, no tendrás que desinstalar el sistema operativo de tu PC (macOS en este caso).

    Sin embargo, la desventaja de una máquina virtual es que consume prácticamente los mismos recursos, lo que hace que se divida el máximo total del procesador y de la RAM, entre MAC y Windows de la MV.

    Por ello, muchos programas pueden correr de forma lenta o con poca autonomía. Aunque claro, esto depende completamente de la MAC que tengas, por lo que si cuentas con un equipo potente y el software que estás ejecutando no es tan pesado, es posible que no tengas problemas.

    Estos son las mejores máquinas virtuales para MAC.

    Parallels

    Añadimos a Parallels de primer lugar en la lista porque es prácticamente la mejor máquina virtual de MAC para poder ejecutar programas de Windows con alta precisión. Esta app ni siquiera requiere que la ajustes o la configures, pues ya viene preparada para funcionar por defecto.

    En esencia, Parallels puede usar la versión de Windows instalada en tu PC (si tienes un segundo sistema operativo), o bien aprovechar la que incluye el mismo paquete. Eso sí, deberás descargar directamente desde la máquina virtual, los programas que quieres utilizar.

    Pero lo que más nos gusta de su sistema, es que esta puede ejecutarse en segundo plano, mientras que los softwares te aparecerán en el escritorio de tu MAC, como si se trataran de apps nativas, haciendo que no notes que estás usando una máquina virtual.

    De hecho, hasta puedes arrastrar los iconos o accesos directos hasta el escritorio, y disfrutarlos desde allí. Además, te permitirá correr programas como Microsoft Office con una eficacia que ha mejorado hasta el 70%.

    Sin embargo, el programa no es gratuito y tendrás que pagar por un paquete de suscripción, así como las cuotas respectivas cada vez que haya una actualización. Si cuenta con una versión de prueba por 15 días con ciertas limitaciones.

    Publicidad De Google

    Descarga Parallels en su Website  |

    VirtualBox

    Otra gran máquina virtual para ejecutar Windows en Mac es VirtualBox, una alternativa un poco más compleja y técnica que Parallels, pues en esta oportunidad tendrás que realizar configuraciones manuales, lo que te llevará algo de tiempo y eleva la curva de usabilidad.

    Por otra parte, VirtualBox se aleja bastante de los tools que los ofrece la plataforma anterior, tales como ejecutarlo en segundo plano o arrastrar los iconos de los programas de Windows en el escritorio de una MAC.

    La fluidez también está un poco limitada, pues esta máquina virtual requiere de más recursos. De hecho, tendrás que pagar por la licencia de Windows para poder instalar el sistema operativo, lo que vuelve indispensable que lo compres legalmente.

    Sin embargo, no significa que sea malo. Este programa fue desarrollado por Oracle y en equipos MAC de última tecnología se pueden instalar y correr muchas aplicaciones pensadas para Windows, con todas las características y funciones habilitadas.

    Sin olvidarnos de que no tendrás que pagar para poder usar VirtualBox, pues el software es totalmente gratuito, con todas las herramientas disponibles para poder configurar y ajustar el sistema a tus gustos.

    Descargar VirtualBox en su Website  |

    2. Instalar Windows directamente en una MAC

    Si no te convencen las máquinas virtuales o no te llevas muy bien con las configuraciones técnicas, puedes considerar otras soluciones como instalar el sistema operativo Windows en un ordenador MAC.

    En pocas palabras, podrás ejecutar Windows en el hardware de una MAC, aprovechando su abanico de recursos, la memoria RAM en su totalidad y los procesadores, ya que aquí no se dividirá el consumo en dos sistemas operativos.

    Boot Camp

    En lo que respecta a Boot Camp, se trata de una utilidad que viene previamente instalada en los equipos de Apple, por lo que no tendrás que descargarlo ni nada similar. Eso sí, deberás comprar la licencia de Windows y el sistema operativo.

    También tendrás que seguir los pasos de instalación de este sistema, lo que puede elevar la curva de complejidad, dependi endo de tus conocimientos. Otro inconveniente es que ambos sistemas operativos trabajan con unidades de archivos totalmente distintas

    Publicidad De Google
    , haciendo imposible poder acceder a los documentos y archivos que tienes guardado en el sistema de Mac, desde Windows.

    Consideraciones

    Una de las ventajas de usar este método, es que no tienes que desinstalar MacOS, pues programas como Boot Camp te dejarán tener los dos sistemas operativos instalados, pero solo podrás ejecutar uno a la vez.

    Es decir que, para poder abrir las aplicaciones de Windows, tendrás que iniciar sesión en ese sistema operativo y cerrar el de MAC, lo que en esencia sería como tener dos ordenadores distintos, que funcionan de forma completamente separada.

    Esto no permite llevar los iconos de las apps hasta el escritorio de MacOS cómo si lo haría una máquina virtual como Parallels. Por consecuencia, cada vez que quieras usar el Windows, tendrás que cerrar sesión en MacOS o viceversa.

    3. Capa de compatibilización: ¿emulador o traductor?

    Se conoce como capa de compatibilización a un tipo de proceso en el cual, un programa cumple la tarea de traducir los códigos de un software en particular, para adaptar su funcionamiento al código de otro sistema operativo.

    Esto hace posible que algunos programas de Windows funcionen en MAC sin necesidad de recurrir a una máquina virtual o de instalar el sistema operativo, pero esto tiene sus propias desventajas, como que no funciona con todas las aplicaciones.

    Wine

    Si ya has usado Linux anteriormente, probablemente sepas un poco sobre Wine. Hablamos de un programa que permite correr programas de Windows en ordenadores como Mac o Linux, pero no se trata de una consola virtual.

    ¿Cuál es la diferencia? Que en Wine no tendrás que instalar el sistema operativo, pues ni siquiera tendrás un escritorio del Windows ni ninguna de sus configuraciones o características del OS. Más bien este creará un acceso directo del programa en el escritorio de MAC.

    El verdadero funcionamiento de Wine es el de “traducir” los códigos y d el software

    Publicidad De Google
    para adaptarlo hasta el de MacOS, lo que en parte estaría distante de un emulador, pues no llega a soportar todas las características de Windows.

    Los inconvenientes

    Wine es una muy buena solución porque te permitirá ejecutar juegos de Windows en Mac, programas, aplicaciones o una gran cantidad de utilidades, pensadas específicamente para ese sistema operativo.

    Sin embargo, la desventaja principal es que no funciona con todos los softwares. De hecho, dependiendo de la complejidad de la aplicación, notarás que el programa se ejecute fluidamente, de forma lenta o ni siquiera lograrás abrirlo.

    Por esa razón se recomienda usar Wine cuando necesites usar aplicaciones sencillas, como un paquete de ofimática o algún editor de fotografías no tan complejo. Todo es cuestión de probar y ver cómo funciona en tu PC. Además, es completamente gratuito.

    Consigue Wine en su Website  |

    WinneBottler

    WinneBottler está basado en Wine, pero con algunos cambios útiles para sacarle el máximo provecho a su sistema. Este no es más que una capa de compatibilización, que simplificará el proceso de instalación de los softwares de Windows en una Mac.

    Para eso se incluye un sistema de administración de aplicaciones, el cual es capaz de gestionar todos los programas para que solo tengas que instalar los que necesites. Y si no te funciona o no quieres tenerlo más, puedes desinstalarlos directamente desde la app.

    Esto permite que tengas un acceso directo y rápido desde el escritorio, pero además traduce perfectamente los códigos del programa, para evitar el largo proceso que significa tener una máquina virtual.

    Aunque claro, ten en cuenta que los recursos requeridos por los softwares que corre WinneBottler o con Wine tradicional son importantes, por lo que notarás que los mismos no se ejecuten de forma fluida si cuentas con una PC limitada en ese aspecto.

    Descarga WinneBottler desde su Website  |

    Conclusiones

    Corre tus softwares favoritos, utiliza una máquina virtual, un traductor de apps o el sistema operativo y aprende a instalar programas de Windows en Mac.

    Hemos preparado un total de tres soluciones distintas, para que puedas apegarte a la que te guste más. Todas tienen sus ventajas y desventajas, pero la elección depende de tu nivel de conocimiento técnico y de la inmediatez que requieras para el uso de las apps, lo que tiene un factor determinante en tu decisión.

    ▷Deberías leer: 8 Programas Esenciales Para Windows 10 Después de Formatear

    • Por ejemplo, si lo que necesitas es correr un juego sencillo o abrir un programa básico en tu MAC, te puede venir de maravilla las propuestas de Wine, porque no necesitas conocimiento avanzado y te ahorrará mucho tiempo.
    • Ahora, si lo que requieres es de usar los máximos recursos del sistema y no te importa tener dos OS en tu PC, entonces deberías usar el Boot Camp.
    • Las máquinas virtuales son las últimas recomendadas, pues dividen los recursos del sistema, haciendo que casi siempre corran lentos los softwares.
    Publicidad De Google

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir